Instalación lumínica-documental que busca evidenciar las mutilaciones oculares ocurridas durante la revuelta de octubre de 2019.

Instalación lumínica-documental que busca evidenciar los hechos vividos durante la revuelta de octubre de 2019, centrándose en las mutilaciones oculares. Por medio de una serie fotográfica expuesta a través de mirillas ubicadas en las murallas de la estructura, se representan las trayectorias de los proyectiles disparados por Carabineros por medio de haces lumínicos.

La instalación busca generar un espacio de introspección y análisis personal y colectivo, mediante el uso de la luz, proyecciones y fotografías como elementos que provocan un cambio en la ciudad, reproduciendo de forma sencilla y respetuosa las lesiones oculares ocurridas durante los cuatro primeros meses del estallido social.

Esta instalación urbana propone dos experiencias artísticas culturales: una desde su exterior y otra desde su interior. En su parte exterior, la estructura es de líneas simples, rectas y ordenadas. En contraposición, la experiencia interior posee una materialidad irregular, fría y no reconocida. Además, tiene perforaciones de 15mm cada una, replicando el calibre de las municiones utilizadas por Carabineros, agujeros que son iluminados durante el trayecto.

De forma conjunta, existirán mirillas con fotografías documentales de los sucesos ocurridos y una atmósfera sonora con audiodescripciones para cada fotografía.

La experiencia busca inducir a una reflexión sobre las mutilaciones oculares producidas por parte del Estado de Chile y poner en valor la memoria y la importancia de los derechos fundamentales de todo ser humano.

Idea original: Colectivo Contrastes y MOVaLAB | Diseño arquitectónico: Tamara Clavero, Matías Carvajal | Diseño lumínico: Camila Loader, Tamara Clavero, Matías Segura, Santiago Benítez | Sistema de control de iluminación: Santiago Benítez | Fotografía: Diego Reyes | Producción general: Ximena Luz Morgado | Producción mediática: Javiera Ruiz | Equipo realización y construcción: Kunhek Taller y Arquitectura - Macarena Henríquez y Matías Espinosa.

Te Puede Interesar